¡Bienvenido, diciembre!

2 de diciembre de 2019

¡Bienvenido, diciembre!

No nos cansamos de repetir que, aunque hoy es posible encontrar casi cualquier alimento durante todo el año, los productos de temporada nos permiten disfrutar de cada materia prima en su máximo apogeo.

A punto de terminar el año, la Navidad ya asoma a la vuelta de la esquina y parece que solo podemos pensar en planes alrededor de una mesa. ¿Pero sabemos qué alimentos encuentran su mejor momento en este último mes del año?

Según la Fundación Dieta Mediterránea, son muchas las frutas y verduras que en esta época están en todo su esplendor. El caqui, la chirimoya, el kiwi, el limón o la mandarina son algunas de ellas, junto con la manzana, la naranja, la pera, el plátano, el pomelo o la imprescindible uva, tan ligada a los últimos coletazos del año. También la acelga, la alcachofa, la berenjena, el calabacín o la calabaza figuran en la lista de los alimentos de temporada más adecuados para este mes, con otras como el puerro, la endibia, la espinaca, la judía o la faba, por citar algunas.

Pero, no nos engañemos, pocos son los que durante este mes de diciembre si lanzan a comer frutas y verduras en cantidad. ¿Qué pasa entonces con los pescados y las carnes?

Algunos de los pescados y mariscos más recomendables para estas fechas serían las almejas, la angula, los berberechos, la quisquilla, la cigala, los mejillones, las gambas, la dorada, el salmonete o la trucha, con especial mención al besugo y a la lubina, de los que se podría decir que están en su mejor momento.

Y, en cuanto a las carnes, la Fundación Dieta Mediterránea destaca el buen momento del buey, el conejo, el pavo, el cerdo, la ternera y el cordero.

De cualquier forma, nuestra dieta mediterránea nos permite compaginar una alimentación saludable con el placer de degustar platos deliciosos, preparados de mil maneras para satisfacer los paladares más exigentes. No en vano, la UNESCO incluyó la dieta mediterránea como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Y no es para menos…